Trolebús Pullman Standard-General Electric 1947-1948



FICHA TÉCNICA
*Empresas:
-ENT (Empresa Nacional de Transportes), adquisición en 1945-1953.
-ETC Eº (Empresa Transportes Colectivos del Estado), 1953-1981.
-ETCE (Empresa Transportes Colectivos Eléctricos), 1982-2007.
-ETS (Empresa Trolebuses de Santiago), 1991-1994 (Modernización).
-Trolebuses de Chile S.A., 2007-....

* Año de puesta en servicio:
-1947-1948 (en estado de origen).
-1987-1988 (re-estilizado).
-1991 (modernización).

* Numeración:
-800 - 899 (Origen y re-estilizado).
-101 - 118 (modernización).

* Constructores :
- Carroceria : Pullman Standard Car Manufacturing Company, Worcester, Massachusetts.
- Dirección: Ross Gear and Tool Co, Lafayette, Indiana.
- Frenos: Bendix - Westinghouse.
- Ejes: Timken-Detroit Axle Co, Detroit, Michigan.
- Parte eléctrica : General Electric Co.

*Especificaciones Eléctricas:
* Motor: de tracción a corriente continua 600V, Tipo GE 1213.
* Sistema de aceleración: Set de resistencias, accionamiento Electromecánico.
* Potencia del motor : 103 KW
* Bateria: alimenta todos los auxiliares de 24 V.
* Alimentación auxiliar:
- No posee.














Fotografia-plano: Pablo Serra Ramirez.

* Largo total : 11,56 m, Ancho : 2,6 m
* Altura maxima fija : 3.0 m
* Peso al vacío : 10,500 kg.
* Distancia entre ejes delantero y trasero : 6,30 m
* Potencia : 145 HP
* Velocidad maxima : 50 km/h
* Relación de transmisión : 1 : 10

* Frenos : freno a aire comprimido, tambores delanteros y traseros + freno de mano de estacionamiento mecánico.
* Comando neumático de puertas con una llave para ambas puertas al lado del puesto del conductor.
* Suspensión: ballestas, barra estabilizadora.
* Dirección: Mecánica.
* Capacidad de pasajeros:
-Asientos : 47+1
-De pie : 30
-Capacidad total : 77+1 pasajeros.



LA HISTORIA DEL PULLMAN '800' 


EL INICIO DEL PROGRESO

El Transporte público de pasajeros, fue un eje fundamental en el desarrollo y consolidación de las ciudades importantes en Chile, como en Santiago y en Valparaíso, donde el sistema de tranvías a contar de la segunda mitad del Siglo XIX empezó a entrar en gran auge ante la ampliación de los nucleos urbanos y la expansión demográfica, siendo estas ciudades de las primeras en Sud América y en el mundo en contar con estos vehículos de ferrocarril urbano, que en un principio eran de tracción animal (los reconocidos "Carros de Sangre", tirados por caballos), hasta que a comienzos del 1900 vivieron una gran innovación tecnológica, al ser ahora de tracción eléctrica.

Estos ruidosos vehículos, si bien ya consolidados en estas ciudades, cada vez se volvían más obsoletos, inseguros y menos rentables, y es así como a comienzos de los años 40, se realiza en Santiago el primer experimento con un vehículo de neumáticos que circulara con electricidad, el cual según la investigación del norteamericano Allen Morrison no tuvo mayor acogida.

Pero este experimento dejó la huella que las autoridades comenzaron a seguir. El camino a seguir sería reemplazar los vetustos tranvías por modernos trolebuses, vehículos que podían tener igual o mejor rentabilidad que los tranvías, silenciosos y confortables, tanto en su espacio interior como en el hecho de tener suspensión en sus ejes, lo que sería un verdadero lujo tomando en cuenta que los buses de la época (las célebres "Góndolas") no poseían suspensión, por lo que viajar en esos vehículos no era un sinónimo de comodidad, y también un costo de mantención menor, ya que al no depender de rieles el desgaste se reducía considerablemente.

La llegada de esta serie de trolebuses, comienza a gestarse de manera seria recién en 1945 al crearse la ENT (Empresa Nacional de Transportes), la cual decidió finalmente reemplazar la numerosa cantidad de tranvías de la ciudad de Santiago con vehiculos de alta capacidad que estuvieran a la vanguardia de la época, y así fue como el gobierno chileno mediante la Corporación de Fomento a la Producción (CORFO, encargada en ese entonces de financiar las obras públicas en el país) comandó a la Pullman Standard Car Manufacturing Co. una partida de 100 trolebuses para comenzar a operar en la capital, estos trolebuses son idénticos, salvo la puerta trasera, configuración de asientos y detalles estéticos a trolebuses fabricados y operados en ciudades como Boston, Dayton, Birgimham, Greenville, Seattle y Chicago en EEUU, algunos de los cuales incluso tras el cierre de los sistemas en ese país a finales de los 50' fueron a dar algunos a Ciudad de México y otros a Bogotá.

Comenzaron a llegar al puerto de Valparaíso en Febrero de 1947, incluso siendo exhibida una de estas flamantes unidades en la Plaza Sotomayor del puerto el día 26 de Febrero de ese año, lo que generó sensación en los porteños de la época, ya que se atribuye a la Ciudad Puerto la idea de contar con trolebuses, como consta en la prensa de la época.

Fotografía: Un flamante 43-CX recién llegado a Chile es exhibido en la Plaza Sotomayor de Valparaíso en Febrero de 1947, ilusionando a todos los porteños, que debieron esperar otros seis años para poder contar con trolebuses. La ciudad puerto se atribuye la idea de contar con estos vehículos antes que la capital. (Duplex de Lautaro Triviño, diario "La Estrella" 26-02-1947) 

El Pullman 805 es objeto de observación en las afueras del -entonces- depósito de tranvías de Valparaíso. Foto/Scan: Zig-zag/Mauricio Ampuero.


EL INICIO DE SU VIDA EN SANTIAGO Y LA AVENTURA DE LA COSTA
 
Las flamantes unidades son trasladadas a Santiago, donde son exhibidas al público en la Plaza de la Constitución -frente al Palacio de la Moneda- tras ser pintadas bajo el patrón que las acompañaría durante los primeros 25 años de vida útil. A medida que la línea aérea completaba su instalación los trolebuses fueron sometidos a variadas pruebas, a la instrucción de sus técnicos y conductores. El servicio es inaugurado oficialmente el 31 de octubre de 1947 cuando se inaugura el servicio comercial entre el sector del Parque Forestal (ribera del Río Mapocho) y el entonces distante barrio El Golf (actual Las Condes), con una cifra de 17 unidades. El presidente de la época, Gabriel González Videla estuvo al volante de la unidad 801, que junto con la 811 fueron las primeras en rodar. Una nueva etapa para el transporte de pasajeros en Chile comenzaba, y Santiago se ponía a la par con muchas ciudades del primer mundo, en materia de transporte.






Las imágenes muestran la inauguración del sistema de trolebuses con las primeras 11 unidades, la primera muestra un periódico del 1° de Noviembre de 1947, la segunda la recepción de las primeras unidades en la Avenida Apoquindo y la tercera la unidad 805 en el Parque Forestal.

Las unidades 876 y 877 en la fábrica de Worcester, Massachusets. 1948.

Al completarse en 1948 la partida de 100 vehículos, el servicio de trolebuses comienza a expandirse por toda la capital, y al año siguiente prestaban servicios en 5 líneas. Posteriormente en Valparaíso -el 31 de diciembre de 1952- comenzaron a circular los Pullman Standard 700(TC-48) (30 en total) de detalles estéticos similares al 43-CX, y en 1953 llegan otros 100 trolebuses franceses “Vétra”, numerados 900-999 y que fueron construidos especialmente por la empresa gala con un look similar a los dos modelos anteriormente mencionados. De esta manera, el sistema de trolebuses de la capital alcanzó la cifra de 8 líneas que conectaban el centro de la ciudad con zonas residenciales del oriente de la capital, hecho que con los años se prolongaría hacia el norte y sur de la capital. Ese mismo año, el transporte estatal nuevamente se reorganiza, y la ENT pasa a denominarse Empresa de Transportes Colectivos del Estado (ETC del Eº).

 Fotografía: "¿HASTA CUANDO ESPERAN?" se preguntaba al pie de esta imagen en una edición del diario La Unión (desaparecido) de Julio de 1956, donde muestra a las unidades #816, #829 y el TC-48 #704 almacenadas en el depósito de Independencia, esperando la instalación de las subestaciones para la extensión a Viña del Mar que los permitiría entrar en funcionamiento.

En 1954, aprovechando la cantidad generosa de flota que disponía la capital con la llegada de los trolebuses franceses, 40 trolebuses de esta serie son enviados a Valparaíso donde los recorridos cada vez tenían mayor expansión y demanda de pasajeros, y ya se tenían proyectos de expansión a Viña del Mar entre manos... pero no sería sino hasta 1959 cuando se inaugura la primera línea hasta entre Valparaíso y la ciudad jardín. Inaugurando la unidad 810 el recorrido entre las dos ciudades el 8 de diciembre de 1959, lo que significaría el máximo apogeo del trolebús en Chile. También refuerzan este servicio 10 buses Mitsubishi de la firma estatal, también provenientes desde la capital. La linea 4, que llegaba hasta el barrio de Chorrillos fue atendida exclusivamente con trolebuses 43-CX, no así la linea 3 a Población Vergara, Quillota y 15 Norte, atendida en conjunto con trolebuses TC#48.


Fotografía: Uno de los escasos registros existentes de trolebuses circulando entre Valparaíso y Viña del Mar. Aquí vemos a un 43-CX sin identificar circulando por Caleta Portales en 1964, notar además la propaganda política de la época. El bus que aparece al fondo es uno de los 10 Mitsubishi Fuso que llegaron junto con los trolebuses a recorrer entre Valparaíso y Viña del Mar (Colección de Lautaro Triviño)




Estos 'años mozos' del trolebús en la zona costera se prolongarían hasta 1965, cuando son reemplazados por buses a petróleo, por un tema de rentabilidad (asociado a una mayor autonomía y velocidad), y por un acuerdo donde se suscribía que si Valparaíso recibía nuevo material rodante, debía devolver los trolebuses, sumado a esto, la demanda en Santiago aumentaba de manera sostenida. De esta manera, entre 1966 y 1974 solo hubo TC-48 o 700 en el puerto.







Fotografía: La Plaza Baquedano (conocida como la Plaza Italia), centro neurálgico de las manifestaciones de toda índole también fue el eje central de prácticamente la totalidad de los recorridos de trolebuses que hubo entre 1947 y 1978 en Santiago de Chile. En primer plano vemos un 43 CX en dirección a la zona poniente de la capital (Col. Tomás Alfaro y Raul Moroni)


Una vez retornados estos vehículos a Santiago, se les requirió de inmediato debido a que el sistema continuaba expandiéndose a la par con el crecimiento demográfico sostenido en la gran urbe capitalina, donde la expansión de las zonas urbanas, residenciales, comerciales y de habitantes en la cuenca, sobretodo en la zona oriente de la capital donde servían la mayoría de los recorridos. Hacia 1966 habían 10 líneas que eran servidas por los trolebuses, en lo que se considera la máxima expansión del sistema capitalino, calculándose en 200 Kilómetros la linea aérea de contacto (LAC) existente solo en Santiago (el equivalente prácticamente a ir y volver de Santiago a Valparaíso). La hegemonía del trolebús en las calles santiaguinas parecía no tener final, pero...


DEL SUEÑO A LA PESADILLA

Fotografía: Trolebús #800 tras un ataque a pedradas en las convulsionadas manifestaciones de comienzos de los años 70 en la capital. Los trolebuses, al ser vehículos estatales eran blancos predilectos de los manifestantes a la hora de expresar violentamente su descontento. (Foto Scan Daniel Salazar, Fecha exacta y diario desconocidos)
A finales de la década de los 60, el contexto social y político del país poco a poco se volvió más turbulento, y el escenario reinante en el país de vez en cuando ponía en aprietos a los trolebuses, como todo elemento del servicio público de la época siendo muchas veces desconectados de la corriente eléctrica, apedreados y en otras incluso incinerados...

A principios de los 70' los trolebuses ya no tenían la supremacía en el transporte público. La competencia contra la creciente oferta de los microbuses privados e incluso los de la misma firma estatal (que entre 1965 y 1972 trajo a lo menos cinco partidas de buses, llegando a cifras cercanas a las 1000 unidades sólo en Santiago y Valparaíso) cada vez era más dura, y pese a soportar estoicos esta competencia, el deterioro ya era considerable en la flota, debido a la crisis económica en la cual el país se sumió, las agitaciones políticas y la falta de probidad en la mantención.

Fue así como en 1971 los trolebuses reciben el primero de varios golpes duros, cuando comenzaron a cerrarse las primeras líneas bajo el pretexto de la construcción de la línea 1 del Metro de Santiago, que pasaría bajo la Alameda, imposibilitando o dificultando enormemente el servicio por la principal avenida de la capital de Chile, y en 1972 debido a la deficiente política de mantención gran parte de los Pullman y los Vétra ya estaban siendo dados de baja…







Fotografía: Trolebuses #859 y #804 en servicio por la linea 4 en 1974. Esta linea fue de las pocas que no fue convertida a linea de buses petroleros en Santiago. El color del# 804, fue implantado en 1971 con la llegada de buses Pegaso que venían con este color, llegando a Valparaíso solo el #821 con este esquema de colores. (C) Tramz.com


Tras el Pronunciamiento Militar de 1973, la junta militar decidió como política económica desvincular al estado de muchas actividades cotidianas del país, dejando a la ETCEº sin financiamiento, así los trolebuses y el gran sistema de casi 200km de catenaria fue desapareciendo al punto de que hacia 1975 todos los Vétra 900 habían sido chatarreados y fundidos, principalmente por la Fábrica y Maestranza del Ejército (FAMAE) que en aquel entonces era la mayor fundición de acero en el país. Solo quedaban operativos algunos Pullman, en muy malas condiciones en la línea 4 a Plaza Egaña y esporádicamente en la línea 1, no logrando autofinanciarse como si lo pudieron hacer en Valparaíso, donde los trolebuses circularon a tarifa rebajada captando la atención del público.





Fotografía: La unidad #836 reacondicionada inaugurando la linea nº11 de extensión provisoria de la linea 1 del Metro de Santiago, en la estación "Salvador". (Colección de Raul Moroni, Marzo de 1977)


Las vueltas de la vida hicieron que con la llegada del Metro subterráneo hubiera un renacimiento de los trolebuses, cuando los 14 Pullman en mejor estado fueron reparados y cubrieron la línea 11 entre 1977 y 1978, que servía de extensión a la línea 1 de Metro que mantenía su último tramo en construcción. El servicio partía desde la estación Salvador hasta Escuela Militar vía Avenida Apoquindo.

Finalmente esta luz de esperanza se apaga en Octubre de 1978, cuando se cierra la última línea de trolebuses en Santiago, terminando así un servicio de transportes que años atrás era dominador de la capital, con un servicio de enorme calidad. La suerte parecía sellada para estas nobles máquinas... pero a 120 kilómetros de allí, comenzaría su revancha...


VALPARAÍSO, LA REVANCHA DE LOS SOBREVIVIENTES






Fotografía: Unidad #876, una de las unidades que llegaron en el primer grupo de 43-CX desde Santiago a Valparaíso. Llegaron muchas a funcionar tal como venían de allá, en malas condiciones. Posteriormente estas unidades fueron reparadas por la misma administradora estatal, aprovechando su autofinanciamiento dado por lo popular de su sevicio (C) Tramz.com


Como bien dijimos anteriormente, entre 1966 y 1974 solo circularon los TC-48 en el puerto, los cuales también sufrieron un constante desgaste, al punto de que solo la mitad de ellos aun funcionaba, mientras el resto fueron dados de baja, desguazados y gran parte de ellos también fueron a parar a FAMAE.

Debido a que con políticas tales como la tarifa rebajada frente al resto de la locomoción estatal y particular se habían vuelto un medio popular entre los porteños, no dando abasto en horas punta. Entonces en 1974 una parte de los vehículos en desuso de Santiago, que no estaban en condiciones de desguace son recibidos en el puerto, teniendo como misión reforzar el servicio de los TC-48. Llegaban a misma zonal que los reemplazó anteriormente por buses petroleros, y para quedarse...

En 1978, una vez cerrado el último recorrido capitalino, las últimas 14 máquinas que circulaban allá también son recibidas en Valparaíso, lo que le permite a la ETCEº mejorar el servicio en sus lineas de Pedro Montt y Colón, dándose tiempo de iniciar la restauración de las unidades más deterioradas, aprovechando su rentabilidad pese a no contar con financiamiento de parte del gobierno militar, y al mismo tiempo que la administradora se deshace de los buses petroleros, al lograr utilidades generosas solo con los trolebuses.

Una nueva oportunidad de servir a la comunidad se ganaron estos vehículos, en una ciudad donde los trolebuses se arraigaron con creces a la vida diaria de los porteños, quienes siempre hicieron notar su preferencia por este servicio pese a ser más limitado que el resto de la locomoción colectiva que recorría el Puerto. No había comparación de comodidad y seguridad. 













Fotografia: Pullman Standards 43-CX y algunos TC-48 reparados por la privada ETCE en 1985 (C) tramz.com


En 1981 la ETCEº es disuelta por el aún gobierno militar, con lo que los trolebuses quedan estacionados en un ambiente de completa incertidumbre sobre su destino final... hasta que en 1982 se crea la ETCE (Empresa de Transportes Colectivos Eléctricos), de capitales privados que eran empresarios del transporte, y funcionarios de la administración anterior y vinculadas a las Fuerzas Armadas, que adquiere todo el sistema y contrata al mismo personal de la administración estatal que trabajaba con estas máquinas, los que ya tenían el título de experimentados en lo que hacían.

La primera misión de la empresa privada es re-establecer el servicio en la ciudad, manteniendo la tarifa popular. Reaparecen los trolebuses por Colón y Pedro Montt, y se reanuda la restauración de las unidades en peores condiciones, generándose así un exceso de máquinas en la flota.

Fotografía: Dos 43-CX en proceso de reacondicionamiento en el depósito de calle Independencia. El #850 se encuentra en proceso de pintura y remozado general, mientras la otra, sin su frontal (por lo que su numeración no es visible) es parte de la transformación de carrocerías realizada por la ETCE.(El Mercurio de Valparaíso, 10-07-1987)
Al ver que la empresa superaba sus difíciles primeros años de operación privada, a mediados de los años 80 los administrativos de la ETCE sienten que es hora de comenzar nuevos proyectos para los trolebuses, aprovechando las condiciones en que estaban. Fue así como poco a poco se fue acuñando un ambicioso proyecto: Reintroducir los trolebuses en Santiago, que ya por ese tiempo la capital enfrentaba el problema de la contaminación ambiental (uno de los peores en el mundo) en un servicio que funcionaría en el Sector Oriente de la capital... pero antes de pensar en adquirir máquinas nuevas para llevar a cabo este ambicioso plan, primero deciden reacondicionar lo que tienen.

 






Fotografía: Unidad #821 en Avenida Argentina con Quito, con su nueva apariencia y colores, esperando entrar a la garita de Barón en 1987. Originalmente hacían fila en la vereda oriente y no en el bandejón central como ocurre hoy en día. (C) Sergio González P.† - Tramz.com

En 1986 la ETCE inicia de manera complementaria a la restauración de unidades en mal estado, un programa de reconstrucción y reacondicionamiento de los 800 para darles un aspecto más moderno, bajo la premisa de que podrían ser esas máquinas las destinadas a la capital (o que de esa estética serían), pero dejando en claro desde un principio que no abandonarían Valparaíso las máquinas operativas, sino que se habló siempre del remanente de máquinas sobrantes. Tomemos en cuenta que el sistema porteño se abastece solo de dos plantas eléctricas por lo que solo hasta 25 máquinas pueden circular simultáneamente, y la flota de vehículos en esa fecha ya bordeaba las 40 máquinas.

 





Fotografía: Unidad #832, sacada a servicio en 1988, siendo la única que se salió completamente de la norma de colores tradicionales de los trolebuses, con este llamativo esquema, que utilizó tonos muy similares a los posteriormente utilizados en los trolebuses de la ETS (C) Tramz.com


Una vez puesto en marcha este plan, alrededor de 13 máquinas de la serie 43-CX serían los escogidos para este nuevo proceso. Las máquinas Nº #801, #802, #804, #806, #816, #818, #821, #822, #824, #832, #842, #859 y #888 son ingresados desde finales de ese año a los talleres de Independencia 3033, siendo entonces modificados de distintas maneras, en el caso de las unidades #801, #806, #804, #816, #821, #824, #842 y #859 son transformados en su frontal delantera y trasera y se cambian la totalidad de sus ventanas, mientras que los nº #802, #818, #822, #832 y #888, solo son refaccionados en su frontal delantero y en las ventanas del conductor, manteniendo el resto de la máquina en estado original. En algunos casos también se modificó el sentido de apertura de las puertas, para evitar que éstas al abrirse, pudieran golpear a algún pasajero o transeunte.







Fotografía: Unidad #806 con el hermoso esquema de colores crema con azul, iniciando una nueva vuelta en su habitual recorrido por Valparaíso. Fotografía tomada en 1988, casi un año después de su intervención (C) Tramz.com

También a través de este proceso, la administradora privada crea su imagen corporativa, la que sería insertada en los frontales de las máquinas, y en nuevos y hermosos esquemas de colores (en la mayoría de los casos respetando los tonos tradicionales de los trolebuses, como lo han sido los colores crema y azul), a excepción de las unidades 859 y 888 que fueron las ultimas en ser intervenidas, encargándose de estrenar el color unificado de la flota que posteriormente se hizo extensiva al resto de las máquinas reacondicionadas.

Este proceso culmina en 1989, cuando la empresa definitivamente unifica el esquema de colores y la gráfica distintiva en sus unidades, y con la pausa que había tomado el proyecto de expansión a Santiago, esperando la adquisición de nuevas unidades... 

Fotografías: 
ARRIBA: Unidad #821 ya con el color unificado de flota, en una hermosa postal de atardecer porteño. Nótese sus focos encendidos y el logotipo de la ETCE en su frontal, además del tradicional letrero "Valparaíso, ¡De mar a cerro somos cordialidad!" presente en las máquinas desde 1985. En el caso de las máquinas modificadas, este letrero se confeccionó con letras tridimensionales de mayor tamaño. Finales de 1989.

ABAJO: Unidad #817, que no fue intervenida en esta instancia, circulando por calle Blanco a la altura del Pasaje Ross. Podemos notar que aún existen las agujas selectivas de desvío hacia la Avenida Errázuriz, existentes hasta mediados de los años 90. (Gentileza de Luis Flores)

 

A LA RECONQUISTA DE SANTIAGO

La administradora privada logró con creces darles un nuevo aire a los trolebuses porteños. La ETCE -en un notable trabajo de varios años- pudo re-habilitar un considerable número de trolebuses 43-CX y TC-48 en mal estado, lo que además de consolidar nuevamente el servicio en Valparaíso permitió a la ETCE mirar aún más lejos, dando pie a proyectos enormes que partieron con una simple re-estilización de parte de la flota operativa, como mencionamos en la parte anterior.


Trolebús 839 en estado original por Avenida Pedro Montt, frente a la construcción del nuevo edificio del congreso nacional, ca.1989.


Trolebús 824, el cual fue modificado en 1987, por Avenida Colón frente al liceo Eduardo de la Barra. ca.1990. Foto de Francisco Barraza.

Como tratamos ampliamente en la nota con la historia de los trolebuses en Santiago, dentro de la expansión a esta ciudad, los Pullman Standard 43-CX jugaban un rol fundamental, al sellarse la compra de las unidades Norinco-Shenfeng, el afán de dar aspecto más moderno a los Pullman Standard resucitó… y fue así como una vez recibido el prototipo, la unidad 822 ingresa nuevamente a talleres, siendo desarmada completamente en su estructura y reconstruida, para asimilarse estéticamente a las unidades chinas, naciendo así el Pullman Standard al que se le mal-denomina Recarrozado, unidades que fueron modificadas en su estructura superior (ventanas y pilares) pero de las cuales se reutilizó gran parte de la estructura original de los Pullman Standard, como el techo con su respectiva iluminación y los asientos, a estas unidades las denominaremos Tr100 (Tr = Trolebús Single, 100= numeración de la serie [101-118]).



 Trolebús 822 en la plaza Whellwright en 1990, fotos de Daniel Salazar.

El 822 en su reconstrucción tuvo muchos detalles que lo hicieron diferente a los Tr100 posteriores, debido a que esta unidad fue trabajada por el personal de la misma empresa, que tuvo varias dificultades al momento de reconstruir la máquina, ya que si bien la experiencia en mecánica y eléctrica estaba más que garantizada, el diseño carecía de perfección. Uno de los detalles radicaba en el ángulo de los parabrisas, los cuales generaban un molesto y poco seguro reflejo de luz hacia el conductor. La unidad una vez reconstruida, es exhibida en un principio en el sector de la Remodelación Balmaceda junto con el prototipo oriental, y posteriormente puesta en servicio en Valparaíso en servicio regular y con los colores y gráficas tradicionales de la ETCE.

En la imagen queda graficado el surgimiento de los Tr100: Grandes cambios estructurales, que incluyen el ensanche de la cabina y el cambio del enchapado y de las ventanas.

Así finalmente son remodelados 18 trolebuses, 15 de los cuales eran de la serie 43-CX y los otros tres de la serie TC-48 de Valparaíso, siendo numerados en una nueva serie, que iba del 101 al 118 y dotados con un nuevo esquema de colores, el cual sería el que adoptaría la naciente Empresa de Trolebuses de Santiago (ETS), subsidiaria de la privada porteña que se encargaría de llevar adelante esta aventura. Varias de estas máquinas habían sido intervenidas por segunda vez, ya que también fueron re-estilizadas en el proceso anterior de 1986-1988.



 A la izquierda el Pullman 814 por Plaza Echaurren ca. 1993. A la derecha, el 850 sale de la garita de Avenida Argentina secundado por un FBW 51 GTr, en Agosto de 1991.

Mientras se adquirían los modelos suizos de segunda mano y se esperaba la llegada de los trolebuses chinos, los modelos reconstruidos eran puestos en servicio regular en Valparaíso, sistema que tenía gran actividad en Avenida Colón y también en el eje de Av. Pedro Montt, por lo que las máquinas, aun con su color y gráfica correspondientes a Santiago, se les podía apreciar con el tradicional letrero de letras Rojas del tradicional recorrido de Colón y el de caracteres azules en el segundo. Distinguirlos del resto de las máquinas era muy fácil, por sus llamativos colores. 


Dos vistas del depósito de calle Independencia en 1994. A la vista los dos 43-CX originales aún en servicio (814 y 850) y dos modificados, el 832 y un Tr100 siendo reparado en el frontal.

Solamente las unidades 814, 815 (desafectado por un atentado incendiario que la inutilizó y posteriormente desmantelada) y 850 conservaron su estado original, circulando definitivamente en Valparaíso, tomando en cuenta que por aquella época los trolebuses ya estaban empezando a ser considerados como piezas de valor histórico… ¡y era que no! Más de 4 décadas circulando en Chile de forma casi in interrumpida que se mantenían como si el tiempo no les hiciera nada, gracias al esmero en su manutención… El experto del transporte eléctrico Allen Morrison, personalmente solicitó al gerente de la ETCE, Pedro Massai que dejara el 814 en estado original, algo que el entonces propietario cumplió.


LA DÉCADA MÁS DIFÍCIL 

Como todos bien sabemos, el 9 de Julio de 1994, la aventura para muchos de estos trolebuses termina para siempre en Santiago… No pudieron contra la desleal competencia de los autobuses, que boicoteó incesantemente su funcionamiento y el nulo compromiso de las autoridades de aquel entonces en subsidiar el transporte no contaminante… Fue así como las máquinas definitivamente se guardaron en Coronel Alvarado 2259, desde donde posteriormente serían llevados a Valparaíso. Las autoridades de la época no quisieron subsidiar este transporte, como en la actualidad si lo hacen con el cuestionado plan Transantiago. 

Trolebús 832 en la garita de Av Argentina en 1994.

Mientras tanto, en el puerto continuaron funcionando las unidades 814 y 850 en estado original, junto con otros 7 trolebuses de la serie que fueron remodelados años atrás (los mismos que conocemos actualmente), enfrentando también problemas debido al aumento de los buses que circulaban en el puerto (muchos de los cuales, fueron transferidos tras ser dados de baja en Santiago) y diversas obras públicas que generaron desvíos, muchos de estos desvíos debieron ser cerrados en los años siguientes por diversos ajustes realizados por la Municipalidad de Valparaíso que cerró o redujo numerosas calles generando congestión en el centro de la ciudad, otro hecho que afectaba el desempeño de las unidades. Fue así como a mediados de los 90s la ETCE cierra la línea de Pedro Montt, centrándose completamente en la línea de Colón, donde siempre ha tenido a su público más fiel.


Trolebús 802 por Av Brasil en dirección al sur en 1995. En los años siguientes este sector y otras zonas de Valparaíso tendrían cambios viales de importancia.

Aproximadamente en 1995, la unidad 850 dejó de funcionar. Hay varias versiones al respecto de por qué fue desafectado del servicio pero la tesis más probable habla del mal estado general en el que se encontraba, además de una falla en su diferencial que jamás fue reparada. El holgado número de unidades operativas por el cese del sistema de Santiago determinó reducir costos en reparaciones dejando al 850 guardado para siempre en el depósito de calle Independencia 3033, y lentamente desarmado para servir de repuestos a las demás unidades.

Unidad 801 en Plaza Aníbal Pinto, con la calle O'higgins aún abierta, ca.1995.

De esta manera, solo la unidad 814 quedó en estado original circulando, ganándose así el título del Trolebús Más Antiguo del Mundo en estado original y en servicio regular, junto con las unidades 801, 802, 806, 821, 832, 859 y 888, intervenidas de diversa forma años atrás. Al haber solo una línea en recorrido y un incesante aumento de líneas de microbuses utilizando la misma ruta, ninguno de los 18 Tr100 volvió a circular durante lo que restó de la década.


Trolebús 806 utilizando el desvío de Avenida Errázuriz, el mismo fue muy activo por la construcción de estacionamientos subterráneos en la Plaza Sotomayor. Foto de Lautaro Triviño.

La fallida intervención en Santiago, -y como antes citado- el cierre de ejes fundamentales y de desvíos claves para el funcionamiento de los trolebuses y del resto de la locomoción colectiva (como las calles O’Higgins y Bellavista, y el Pasaje Ross, donde se suprimió la aguja selectiva de desvío hacia Errázuriz) y el explosivo aumento del parque de microbuses y taxis colectivos en el centro de Valparaíso causó una merma importante en las arcas de trolebuses, ante la baja de pasajeros y las congestiones vehiculares que ya comenzaban a generar desorden en el plan de la ciudad. 

Trolebús 821 con publicidad 'Metrópolis' en 1998. Lautaro Triviño.

Ante este nuevo y no muy auspicioso escenario, la ETCE inicia nuevas propuestas para poder obtener mayores ingresos y paliar así la crisis que ya comenzaba a generar estragos en la administración. Imitando la propuesta del Metro Regional de Valparaíso (MERVAL), en 1997 dos 43-CX (801 y 821) junto con el FBW 51GTr #105 son pintados de color rojo, y dotados de publicidad integral de una empresa de televisión pagada. Esta publicidad consistía en caricaturas de moda pintadas en los costados de las máquinas, lo que hizo que los que eran niños en aquella época se sintieran fuertemente atraídos por subir a estas máquinas. Posteriormente la unidad 802 y el mismo 814 son dotados de publicidad integral, esta vez de una compañía de telefonía en época estival entre 1998 y 2000, aunque el esquema de colores amarillo y celeste lo mantuvieron durante varios años más.


El Pullman 859 fue uno de los últimos trolebuses en conservar el color azul que por años lucieron los trolebuses en Chile. En la foto va en dirección al sur por calle Blanco, frente al Mercado Puerto. ca. 1999.

El nuevo milenio se inicia cuesta arriba para los trolebuses. El año 2000 deben dejar el histórico depósito de calle Independencia 3033… los terrenos, de propiedad fiscal, fueron vendidos a un empresario que posteriormente arrendó por un tiempo una parte de ellos a la ETCE para guardar a parte de la flota operativa, mientras que los talleres y máquinas en desuso fueron trasladados a un terreno conocido como Remodelación Balmaceda, en la Avenida que une a Valparaíso con Viña del Mar. Este sitio en cuestión no contaba con el resguardo que sí existía en el depósito ubicado en el Barrio del Almendral, por lo que los Pullman Tr100 fueron víctimas del vandalismo, del aire salino (ya que el lugar se ubicaba cerca del mar), el óxido y el olvido durante tortuosos seis años.

Los Tr100 almacenados en la Avenida España, con claros signos de vandalismo y con la corrosión comenzando a atacar, se denotan los sectores de la estructura que la ETCE intervino a inicios de los 90's.

Mientras tanto, la situación de la ETCE era crítica. La cantidad de pasajeros decayó abruptamente, lo que a las deudas anteriores que arrastraba la empresa se abultaron al no poder pagar las cuentas de electricidad ni los sueldos y cotizaciones provisionales a los funcionarios, tocando fondo esta crisis el año 2002. El 23 de Agosto de ese año ocurre lo peor… Los trolebuses paralizan ante la insostenible situación, traducida en el no pago de la electricidad… Tras 21 largos días, que incluyeron un viaje hasta el Palacio de la Moneda en Santiago, buscando la intervención del entonces presidente Ricardo Lagos Escobar, la gerencia de la administradora llega a un acuerdo con la empresa distribuidora de electricidad, Chilquinta Energía y con el Sindicato de la empresa por lo que los trolebuses finalmente vuelven a circular, en lo que hasta ahora ha sido el capítulo más sombrío en la historia de los trolebuses en el puerto.


Fotografía del 806 en Septiembre de 2002, luego de la reinstauración del servicio.

EL NUEVO ESTÁTUS




Pero tras este episodio, en el año 2003 se da a conocer una gran noticia tiene como protagonista al trolebús #814, mediante una investigación presentada por la empresa, se determina que dicha unidad es el trolebús más antiguo del mundo y es nombrado Monumento Nacional, título que posteriormente se extiende al resto de los 43-CX y TC-48 en servicio, además del Pullman 850 dado de baja y otros 2 Tr100 en desuso, #110 (842) y #117 (877). Sin lugar a dudas más que la denominación en sí por fin era un reconocimiento neto a la labor ejercida por estas máquinas en el puerto, aunque aquello no representase directamente un privilegio económico por parte del estado de Chile para su preservación. La declaración de Patrimonio de la Humanidad para Valparaíso en Julio de ese año también tuvo a los Trolebuses como uno de los factores fundamentales para tal denominación otorgada por UNESCO, pasando a ser reconocidos directamente como patrimonio intangible de nuestra ciudad.
Imagen del trolebús #101 en los terrenos de Avenida España, se demuestra por sí solo el deterioro de la flota en esos años. Foto de y Álvaro Rojas.

En medio de tantos reconocimientos hacia los trolebuses sucede un triste hecho, precisamente protagonizado por el icónico #814… la noche del 25 de Agosto de 2003, mientras el trolebús yacía estacionado en la Avenida Argentina un sujeto rompió uno de los vidrios del vehículo y arrojó un artefacto incendiario en su interior. La pronta llegada de los bomberos ayudó a que el daño se redujera solo al interior de la unidad y no al sistema eléctrico ni motor de esta.


Trolebuses 801 y 802 en 2003, el trolebús se identificaba en esta década por la policromática flota que cumplió 50 años circulando por Valparaíso el 31 de Diciembre de 2003.

Mientras se evalúan los daños en la máquina, la empresa tiene nuevas propuestas para poner en valor su servicio, y tal como ocurrió 16 años atrás, la empresa busca renovar su imagen, acorde a la flamante condición patrimonial con la ciudad… es así como tras aparecer primero en el FBW #504, en Noviembre de 2003, los trolebuses #806, 821 y 888 muestran este nuevo esquema de color verde, uniforme y con color más vivo. En el cual se destina un espacio publicitario en los costados de las máquinas. La unidad #859 es completamente reparada también, pero manteniendo su color tradicional, aunque con la misma tipografía y publicidad que las unidades anteriormente mencionadas…


Trolebús 806 con sus nuevo color verde integral, por calle Blanco antes de cruzar la plaza Sotomayor. Foto de Carolina Hörnig.

Esta renovación en la imagen apuesta a la puesta en valor del servicio, centrado en el logo que exhiben las unidades en su frontal, la palabra TROLLEY se destaca fuertemente, dando a conocer la importancia propia del sistema. A pesar de los bajos recursos con los cuales operó el sistema durante estos años, esta marca puede ser destacada como uno de los principales elementos identificatorios que el sistema se ha propuesto.
El 10 de Diciembre de 2004, el histórico 814 vuelve a las calles tras ser completamente restaurado, recuperándose al máximo posible su aspecto de fábrica tras una importante inversión económica por parte de la ETCE. Esto demuestra, que a pesar de las dificultades monetarias, el valor y la responsabilidad patrimonial del título recibido un año antes estaba más vigente que nunca.


El 814 restaurado lo más símil a origen luce el corte de pintura tradicional, pero con un color verde oscuro, y el nuevo logo Trolley al frente. Foto de Sebastián López.

La política de restauración, se debe extender ante los desafíos que la empresa se planteaba y la reducción de unidades operativas. Y el año 2004, el trolebús #116 -que originalmente sirvió en Santiago y en Valparaíso con el número de orden #820- es recuperado tras una década de abandono y deterioro. Comienza a ser reconstruida y restaurada, saliendo a las calles en Agosto de ese año estrenando su renovado aspecto. Con el paso de los años, este trolebús fue el único de los Tr 100 que tuvo suerte en ser rescatado de este penoso estado.

Pullman 116 recién restaurado, días antes de entrar a servicio, contrastando con el Berna a la derecha y el Norinco con un grafitti detrás. Foto de Álvaro Rojas.

Hacia el año 2006, gran parte de las unidades de la serie habían sido sometidos a repintados exteriores e interiores, manteniéndose solo la unidad #802 con los mismos colores de la publicidad insertada en ella ocho años atrás, situación que no duraría mucho tiempo más, ya que la futura licitación del Transporte Público del Gran Valparaíso obligaría a uniformar bajo un solo patrón cromático el potpurrí de colores que tenía el sistema identificado en las calles de Valparaíso.

Pullman 859 en 2006, junto al 814 y 832 conservaron esta librea que pasaría a ser la oficial a contar de 2007. Foto de Álvaro Rojas.

En consecuencia al cumplimiento de las bases de la licitación, en 2006 se forma una entidad nueva para la unidad de negocios licitada del servicio, llamada Trolebuses de Chile S.A., ante las deudas y situaciones pendientes de la E.T.C.E. que meses más tarde sería declarada en quiebra. Las máquinas que en 2003 salieron de su esquema de flota (#806, #821 y #888) debieron también uniformar el color y cumplir con las respectivas normativas gráficas exigidas por el contrato de la licitación.

Trolebús 821 con el color verde integral pero con los letreros del plan TMV en Febrero de 2007, tras el incendio de calle serrano el 3 de febrero los trolebuses circularon por cerca de 18 meses a través de Errázuriz hasta el reloj Turri hacia el norte. Foto de Jaime García.

Desde el inicio de la licitación bautizada como Transporte Metropolitano de Valparaíso -en enero de 2007- y bajo el alero de Trolebuses de Chile S.A. las 9 unidades de esta serie han trabajado de manera continua. Al comienzo de la licitación, podía todavía verse a unidades como la #821 y #888 todavía con su esquema verde claro, con los logotipos y letreros reglamentarios, siendo estas máquinas de las últimas en someterse al repintado reglamentario, y también las últimas en ser remolcadas hasta Placilla de Peñuelas para tal efecto, ya que posteriormente este proceso se realizó en el taller que se instaló en Avenida Argentina, a pocas cuadras de la estación y a pasos del Congreso Nacional.

 Trolebús 859 en enero de 2007 en Placilla, remolcado desde Valparaíso para ser sometido a pintura.
Trolebús 806 recién pintado, en trabajos de reparación de estructura en el taller de Placilla, al costado se ve un Tr100 que presumiblemente sería recuperado, hecho no concretado. Foto Álvaro Rojas.

EL INTANGIBLE PODER DEL VERDE Y AMARILLO

El auspicioso comienzo de esta nueva etapa en la vida de los trolebuses fue efímero. A pesar de los planes trazados que incluían la extensión a Playa Ancha y la puesta en marcha de numerosas unidades (se supo de dichas intenciones en al menos 2 Norinco, 2 articulados y 2 Pullman), la extensión horaria del servicio y la exclusividad en el uso de Avenida Pedro Montt fue dejada atrás rápidamente ante la invasión de al menos una decena de líneas de buses, y por transgresiones de los contratos de la licitación, los trolebuses amenazaron con cerrar a mediados de ese año, lo que no se hizo entre otras cosas, por acuerdos logrados con las autoridades y otras ciertas garantías, que solo sirvieron para mantener la predominancia en el servicio de Avenida Colón, mientras que el recorrido 801 Pedro Montt fue suprimido definitivamente en el mes de Septiembre del 2007.

Unidad 888 por Avenida Argentina al sur en 2007. Foto de Álvaro Rojas.

A pesar de las amenazas de cierre del sistema y las promesas de apoyo del Gobierno central que nunca se cumplieron, el sistema y sus unidades continuaron en servicio, el año 2008 se elimina el taller de Av. Argentina y también, más de 40 trolebuses que yacían en el terreno de Placilla, la flota se reduce a 24 trolebuses que se almacenan en un nuevo taller adecuado en calle Morris con Van Buren, a una cuadra de Av. Colón. La mayoría de los trolebuses en servicio normal son guardados por las noches en la calle Van Buren y otras 7 unidades quedan en la Estación de Trolebuses. El respeto de los habitantes de Valparaíso con el sistema y sus unidades permite que no se genere vandalismo ni daños en los trolebuses a pesar de quedar en la interperie.


Unidad Pullman Tr100 #101, este fue el final de muchas unidades que fueron vendidas a muy bajos precios en 2008.

Durante el periodo de 2009 y 2010 el mantenimiento en las unidades decayó, esto consecuencia de la baja producción en la empresa como la carencia de recursos para el área de mantenimiento, sumado a esto, las unidades #821 y  #859 sufrieron accidentes que dañaron seriamente sus frontales, motivando a sus respectivas reparaciones y repintado que modificaron nuevamente su estética. 


Unidad 821 en reparaciones tras un choque contra una columna en enero de 2010. Foto Trolleybus Valparaíso.

Pero pese a todo, la fiabilidad de estos vehículos está más que comprobada y a pesar de las carencias los Pullman siguieron circulando, atrayendo a visitantes de todo el mundo a tomar una fotografía con alguna de las unidades y de ser paseo obligatorio para el turista nacional. Durante 2011 en adelante –y gracias al subsidio al transporte público entregado por el Gobierno- el sistema de trolebuses recibe otro aire. Las unidades comienzan a ser repintadas y en conjunto al ensayo de un nuevo sistema de aceleración en un Pullman TC-48 se comienzan a simplificar los circuitos de carga de los 43-CX, al igual que el #814 desde 2004, los demás trolebuses de esta serie dejan de utilizar una batería y su carga se realiza de manera directa.


Unidad 116 en proceso de repintado, año 2011. Foto Trolleybus Valparaíso.

La tasa de fallas se mantiene baja, considerando que son unidades que ya pasaban los 60 años de uso y con un cambio del tráfico urbano que genera un mayor desgaste al tener que detenerse y avanzar en tramos más cortos. Esta problemática se ha visto acentuada en los últimos años, donde –y por auspicio de la gerencia el año 2011- se instalaron carteles de paradas en las columnas de soporte de la línea aérea, muchas de estas a distancias que no sobrepasan los 100 metros, lo que genera un mayor desgaste de las unidades en piezas del equipo eléctrico como mecánicas, sin considerar además el incremento del consumo energético al acelerar desde cero y no alcanzar el régimen ideal del motor tracción una y otra vez.


Pullman 806 en calle Condell, marzo de 2011. Foto Trolleybus Valparaíso.

Otra problemática de estas nobles unidades es la accesibilidad. La altura del suelo al primer escalón es considerable en muchas unidades de esta serie, el hecho yace en su sistema de suspensión por ballestas, que posee históricamente dicha altura, pero que, ante los desafíos de movilidad e integración que enfrenta el transporte público el día de hoy, se vuelve un problema para el público que en masa utiliza el trolebús para llegar al Hospital Van Buren como a otros recintos de salud existentes en Avenida Colón.

Trolebús 802 en calle Prat, vemos como una persona de 3ra edad asciende con dificultad a pesar de la cercanía de la unidad con la acera. Foto Trolleybus Valparaíso.

El año 2012, y ante la evidente mejora en los ingresos, la gerencia decide ejecutar un plan de restauración de unidades. El primero sería el Pullman #715 que se encontraba desde Noviembre de 2011 en desuso por una colisión en la parte trasera de la unidad. En diciembre de 2012 la unidad es estrenada luego de una intervención total -sólo comparable a las restauraciones y reconstrucciones hechas en los años 80’s- tras esto se comentaba que serían sometidos a restauración los Pullman a razón de 3 unidades por año. El cambio en la gerencia –y en la dirección de la empresa- determinó modificaciones en ese plan, el cual prosiguió, pero que fue menos costoso y largo que el visto en el #715.

Unidad 801, bajo una intensa lluvia por la Avenida Colón a fin de junio de 2013. Foto Trolleybus Valparaíso.

ACTUALIDAD, LOS PULLMAN 43-CX Y EL FUTURO

 806 en calle Blanco, esperando asistencia técnica. Foto Trolleybus Valparaíso.

 888 por Serrano, frente a la Plaza Sotomayor. Foto Trolleybus Valparaíso.
 116 en la Estación de trolebuses, Av Argentina. Foto Trolleybus Valparaíso.
 801 en Avenida Colón al norte, mayo de 2014. Foto Trolleybus Valparaíso.
 802 en Av Colón y Francia, Junio de 2014. Foto Trolleybus Valparaíso.
 821 en Av Colón al Norte, junio de 2014. Foto Trolleybus Valparaíso.
 832 en Colón al sur, mayo de 2014. Foto Trolleybus Valparaíso.
814 en Blanco, junio 2014. Foto Trolleybus Valparaíso.

De dicha manera las unidades #821, 116, 832, 801, 888 y 802 han sido reparadas y repintadas durante 2013 y 2014, en la actualidad (julio de 2014) la unidad #859 se encuentra en dicho proceso por diversas fallas mecánicas. Esta restauración se hará extensiva a las unidades #814 y 806 a medida que la flota aumente con la llegada de los 10 NAW BT5-25 a fines de 2014 e inicios de 2015.

Alineamiento en Av Argentina en el verano de 2010. Foto Trolleybus Valparaíso.

 Unidad 806 en Plaza Sotomayor, asistido por personal eléctrico de la empresa. Foto Trolleybus Valparaíso.
Personal de la empresa instala banderines del equipo de fútbol de Valparaíso -Santiago Wanderers- en enero de 2013. Foto Trolleybus Valparaíso.

En la actualidad, el trolebús #814 ostenta el título de ser el trolebús más antiguo del mundo en estado original y servicio comercial, compartido con el FBW #105, que datando de 1959 es el trolebús articulado más antiguo del mundo en estado original y servicio comercial.


Como ratificación de la imagen icónica de este modelo de trolebuses, durante fines de 2013 e inicios de 2014 salió al mercado una colección a escala denominada ‘Autobuses del Mundo’, en la cual, el representante de Chile era nada más ni nada menos que un querido 43-CX. Referenciado en la restauración realizada al 814 en 2004, la maqueta ostenta el número ‘817’ y salvo mínimos detalles está muy bien lograda tanto en proporciones como en los componentes.


Capítulo aparte es la existencia del trolebús 850, el mismo fue dado de baja en 1995 pero conservado hasta 2008 por la empresa, cuando es adquirido por un particular que lo mantiene en un terreno privado de Placilla, entusiastas y ciudadanos han procurado su rescate y restauración, o -al menos- evitar su desaparición. En la foto lo vemos el año 2012, según reportes se mantiene en la misma ubicación.


Nota redactada en 2011 por Álvaro Rojas y actualizada en 2014 por Samuel Fuentes para Trolleybus Valparaíso.

Agradecimientos a los señores Allen Morrison por sus imágenes y referencias históricas, Daniel Salazar, Lautaro Triviño, Sebastián López, Pablo Serra,Tomás Alfaro y Raúl Moroni por su buena voluntad, fotografías y referencias históricas. Sin su aporte esta nota no sería posible llevarla a todos ustedes.
Todas las imágenes pertenecen a los autores respectivamente individualizados.


© 2009-2015. Trolleybus Valparaíso. Contacto: trolleybus.valparaiso@gmail.com

8 comentarios:

  1. Estimado.
    Triste resulta ver el esqueleto del 850 siendo Monumento Histórico, la empresano trepidó en hacerlo pedazos para sacar repuestos. Estos mismos repuestos que pudieron haberse extraido de las otras máquinas que también fueron chatarreadas, entre ellas una que también era MH como la 842.
    Si necesitas algun material te puedo entregar sin problemas, entre ellas, otro Pullman Standard de la serie 800 que curiosamente tiene el mismo 850, pero está botado en alguna parte del mundo.
    Si es que no la conoces, visita www.trolebusesdevalparaiso.cl.tc
    Att.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. ESTE BLOG HA SIDO CREADO CON EL FIN DE DAR A CONOCER LA INFORMACIÓN TÉCNICA E HISTÓRICA DE LOS TROLEBUSES DE VALPARAÍSO, DEL MUNDO Y DIVERSAS NOTICIAS Y/O DATOS RELACIONADOS A ESTE MEDIO DE TRANSPORTE. LAS NOTAS SON REALIZADAS Y PUBLICADAS CON MUCHA PREPARACIÓN Y SON RESULTADO DE UNA INVESTIGACIÓN REALIZADA EXHAUSTIVAMENTE PARA QUE SEA UN PLACER PARA TODO LECTOR Y SU OPINION AL RESPECTO SEA RESPETADA. POR LO TANTO, EN MI DERECHO EXCLUSIVO DE ADMINISTRADOR ME PERMITO ELIMINAR CUALQUIER COMENTARIO QUE NO SEA DE LA EXCLUSIVA ÍNDOLE REFERIDA A LOS TROLEBUSES, POR LO CUAL CUALQUIER TIPO DE RENCILLA PERSONAL, OFENSA A LA MORAL Y/O A PERSONAS SERÁ ELIMINADO. LOS CAHUINES SON EL DEPORTE NACIONAL DE CHILE...PERO ESTE SITIO DE INTERNET ES INTERNACIONAL...

    SAMUEL FUENTES VALDES
    CI:17.140.010-4

    ResponderEliminar
  4. Hola estimado. Buenísimos sus reportajes. Un comentario. Cuando acá mencionas los 3 44-CX transformados, te refieres a los 700, u otro tipo de 800? Tenía entendido que algunos de los tipo 100 de la ETS fueron originalmente 700. Eso no mas sería la duda.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Yo soy de Valparaíso y celebro que aún corran y se conserven los antiguos trolleys lineas 700 y 800. Lamento eso sí que algunos de estos hayan sido modificados en su parte frontal y/o traseras ya que abruptamente se modificó el diseño original. Me pregunto cuál habrá sido la razón para este "atentado" contra el patrimonio mundial de los trolebuses ??? Agradecería que alguien me explicase la razón de esta equivocada decisión a mi juicio. También, expreso que por destino de la vida, vivi en la ciudad de Worcester - Massachusetts lugar en donde se encontró la planta de fabricación de estos Pullman Standard. Felicito a los realizadores de esta página !! Continuén incrementando la historia de los trolebuses de Valparaíso !!!

    ResponderEliminar
  6. hola. Muy bueno el blog, te felicito. tengo interés en comprar un trolley que esté en desuso o en desarme, cómo lo puedo hacer? tienes alguna dirección o fono para hacer el contacto? Desde ya te doy las gracias y mi fono es el 8/9962103 y mi correo es el siguiente: serviciosdearte@gmail.com . gracias.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Seguidores

THE TB COUNTER